martes, 30 de agosto de 2011

Observar


Observar, siempre me gusto hacerlo, ver los pequeños gestos de la gente, como actúan, sus absurdas conversaciones...ya sé, suena un poco a psicópata, quizás lo sea ¿quien sabe? pero ver como alguien humedece sus labios, como intentan aguantar la risa en un momento serio, como se tropiezan y hacen como si no hubiera pasado nada, como mueven su cabeza para colocarse el flequillo, como se muerden tímidamente las uñas, como se sonrojan, como sonríen...quizás las mejores cosas, son las que no requieren de palabras...

El ser humano, el único capaz de tropezar dos veces con la misma piedra


Siempre me digo no lo volveré ha hacer, no caeré de nuevo, esta vez aprendí la lección...pero no es cierto; lo vuelvo a hacer, caigo de nuevo, no aprendo la lección...nunca la aprendo. Suena a tópico, lo sé, pero es realmente eso, tropezar una y otra vez con esa jodida piedra que entorpece mi camino! El caso es que me voy cansando de tener que levantarme constantemente, paso tanto tiempo en el suelo, que quizás sea mejor quedarme ahí tirada...


lunes, 29 de agosto de 2011

No desaparecí.


Dejaste de buscarme.

Mis drogas :)

Me fume el sentido del ridículo, me esnife la vergüenza, me tome un mojito cargado de humor, al día siguiente tuve resaca, pero daba igual, ¿¡que coño importaba ya todo!? Estaba dispuesta a hacer lo que fuera, y con lo que fuera, me refiero a cualquier cosa, así que cogí la jeringuilla, y me inyecte por vena algo llamado felicidad.

_


La vida me ha enseñado
a no escuchar las voces que critican lo que hago. A dejar atrás todo lo malo del pasado, a sacar lo bueno, a mostrarme como soy. Me ha enseñado que ser diferente no es tan malo, que una sonrisa vale por mil lagrimas. Que las estrellas siempre están en el cielo aunque no las veas, me ha enseñado que nunca se deja de aprender.

jueves, 4 de agosto de 2011

¿ Que no puedes?

Detesto muchas cosas en la vida, una de ellas es oír un "no puedo". ¿No puedo? ¿Enserio eres capaz de decirme no puedo?. ¿Respiras? ¿Andas? ¿Ves? ¿Oyes? ¿Saboreas? Si a todas esas preguntas la respuesta es un Sí, no entiendo porque dices "no puedo". Si respiras estas viva; si andas, empieza la marcha para perseguir tus sueños; si ves, mira bien a tu alrededor para esquivar las piedrecitas, si oyes, ponte unos cascos y la música a todo volumen para ni oír de lejos las críticas; si saboreas pégale un buen bocado a la vida y disfruta del placer de los grandes momentos y ríete si mientras vas andando recorriendo el caminito te caes.
Ahora dime, ¿todavía tienes la cara de decirme no puedo sin haberlo intentado?
¡Sal a comerte el mundo! y si... necesitas un apoyo en el que descansar...aquí tienes mi hombro:)